#MillionMaskMarch: Anoymous es una herramienta de transformación política imparable.

Por Natalia -brezina ( @NatBrezina)

El 5 de noviembre la principal organización hacker del mundo, Anonymous, realizó su “Million Mask March” (#MillionMaskMarch) como todos los años en diferentes ciudades del mundo.

En Inglaterra, la fuerza de seguridad Scotland Yard temía seriamente que el evento termine en un caos al acercarse la noche por lo que anunció una serie de restricciones entre las 18 y 21 horas.

Este día en particular no es elegido al azar, un día como hoy Guy Fawkes, activista católico inglés planificaba lo que se conoció como “La conspiración de la Pólvora”, un complot para matar al rey Jacobo I de Inglaterra, volando el Parlamento inglés, en 1605.

Como recuerdo de aquel hecho y en memoria de Fawkes se difunde en Twitter todos los años el hashtag #rememberrememberthe5thofnovember.

Cuando fue apresado Fawkes declaró que su intención era terminar con las persecuciones religiosas, jamás denunció a sus cómplices y fue ejecutado.

Fawkes también es recordado en la reconocida película “V for Vendetta”, donde “V” su protagonista utiliza una máscara similar al rostro del activista inglés, personaje interpretado por Hugo Weaving, el “agente Smith” de “Matrix”.

Tomando la posta, Anonymous utiliza la máscara como emblema de su organización, acto que sus seguidores replican en la Red.

El gobierno de los Estados Unidos junto al de otros países ha tratado a Anonymous como si fueran terroristas, lo cierto es que éstos actores importantísimos de internet son cultores de la idea: “la información quiere ser libre”, frase que tiene su origen en la corriente cibernética de los ’80: los criptopunk.

Según la académica boricua, Gabriella Coleman, especializada en ciberactivismo, el estereotipo que se le asigna a los hackers de Anonymous es equivocado: “Presentan una diversidad étnica más acentuada de la que hay en la mayoría de los departamentos académicos, al tiempo que abundan los que proceden de clase trabajadora y baja. Y entre los no hackers de la organización, la diversidad ya es apabullante: científicos a sueldo del gobierno, abogados, budistas, drogadictos, gente sin techo… Formar parte de la masa de Anonymous es no conocer a tus compañeros, y este anonimato constituye la fuente de su heterogeneidad. Existe una obsesión por identificar a la gran mente que mueve los hilos, pero no existe, hablamos de un trabajo en equipo.”

Anonymous se caracteriza por realizar ciberataques a gobiernos como Estados Unidos e Israel, organizaciones como el Estado Islámico y el Ku Klux Klan, corporaciones multinacionales como PayPal y Visa, sitios de abuso sexual a menores de edad, entre otros.

Coleman es reconocida mundialmente por sus investigación y su trabajo de infiltración en torno a la cultura hacker, pero en especial en este colectivo de internet cuya consecuencia fue el libro “Las mil caras de Anonymous” (Arpa Editores).

Según Coleman, Anoymous comenzó como “un grupo dedicado al acoso y a las bromas pesadas en Internet y ha acabado erigiéndose en una herramienta de transformación política imparable dentro y fuera de la red.”

#MillionMaskMarch: Anoymous es una herramienta de transformación política imparable

Dejar un comentario