En la newsletter de Web We Want se destaca semanalmente un tema importante y se explica lo que necesitas saber sobre ello en tres minutos o menos.

¿Qué está pasando?

El acceso gratuito a Internet no existe. Cuando tu compañía de teléfono te ofrece el acceso a datos de forma gratuita de alguna manera, significa que ellos o quienes proporcionan el contenido están asumiendo los costes.

¿Por qué lo hacen? Porque quieren competir por tu dinero, tu atención o tu información personal. El altruismo también puede formar parte de la ecuación (¡no seas tan cínico!) ya que reducir el precio del acceso a Internet ayuda a que la gente con menos dinero pueda utilizarlo.

A esto se le llama zero-rating. Free Basics, de Facebook, es uno de los ejemplos más famosos y controvertidos aunque casi la mitad de todos los operadores móviles ofrecen alguna tarifa o plan de datos de tasa cero que proporciona acceso gratuito a servicios como Wikipedia, Whatsapp o Twitter.

Aquí está el problema: ofrecer acceso gratuito únicamente a algunas partes de la red sienta un peligroso precedente a la hora de segmentar los contenidos de Internet según el consumidor (por ejemplo, diferente contenido para diferentes tipos de consumidor) que da a las compañías un poder excesivo de determinar qué hacemos en la red.

Ya hay mucha gente que piensa que Facebook es Internet. Otros no tienen ni idea de que Facebook está en Internet. ¿Cómo lo hacemos para ayudarlos a descubrir que hay mucho más?

¿Quién está actuando?

Muchos gobiernos han establecido leyes para proteger la «neutralidad de la red» (por ejemplo, que todo el contenido reciba el mismo trato) en las que se determina que algunas modalidades de zero-rating violan el derecho de los consumidores a acceder a un Internet abierto.

Mientras muchos defensores de los derechos digitales se muestran de acuerdo en que la neutralidad de la red es crucial para salvar la brecha digital, la cuestión es si puede coexistir con los populares servicios de zero-rating e incrementar la competencia entre los operadores móviles haciendo que, finalmente, reduzcan los precios en general.

Necesitamos más información que nos ayude a entender las amenazas y las oportunidades. Por ejemplo, ¿ayuda realmente el zero-rating a crear nuevos usuarios de Internet? La Alianza para una Internet Asequible (A4AI, por sus siglas en inglés) llevó a cabo una encuesta a 8000 usuarios de Internet en el teléfono móvil en ocho países y sus resultados demostraron que solo 1 de cada 10 personas utilizaron servicios de zero-rating la primera vez que accedieron a Internet.

Para las millones de personas que quieran ampliar su conectividad a la versión completa de Internet sin tener que pagar, hay muchas apps que ofrecen créditos de datos móviles a cambio de visualizar anuncios, descargarse apps o incluso cambiar el tono de llamada por una sintonía publicitaria. Sin embargo, algunas apps son pesadillas de la privacidad y almacenan tanta información y comportamientos personales que harían sentir incómodos a sus usuarios (si lo supieran).

Es importante defender la neutralidad de la red para llevar los servicios zero-rating y otras modalidades por la dirección adecuada, en la que se incluye el derecho a la privacidad, dice Chris Marsden, de la Universidad de Sussex en un estudio en el que se examina la regulación del zero-rating y la neutralidad de la red en diferentes países.

Free Basics, que ha atraído miradas de desprecio por no permitir un acceso completo a Internet y no proteger la privacidad pese a afirmar que está acercando Internet a la gente, ha obtenido comentarios positivos por parte de Andrew McLaughlin, Nanjira Sambuli y Steve Song.

¿Qué puedo hacer yo?

Pase lo que pase, la clave para hacer que Internet sea más accesible y que esté disponible universalmente es presionar a tu gobierno para que establezca mejores políticas sobre tecnologías de la información y para que se comprometa en este sentido.
Usar una red wifi pública y gratuita es la forma preferida de acceso a Internet para las personas que no se pueden permitir datos móviles. Donde puedas, ayúdales a hacer un uso privado y seguro de las redes wifi abiertas.
Antes de crearte una opinión sobre los servicios zero-rated, descárgate la app y valora tú mismo lo que piensas. Eso es lo que hizo nuestra amiga Nanjira.
Las batallas por la neutralidad de la red en tu país también afectan a las decisiones en otros países. Únete a las actuaciones a nivel local para proteger un Internet libre e infórmate antes de decidir.

https://webwewant.org/es/news/el-acceso-gratuito-a-internet-no-existe-el-zero-rating-explicado/

Dejar un comentario

17 − Ocho =