¿ES POSIBLE EQUILIBRAR LAS VENTAJAS QUE OBTENEMOS EN EL USO DE LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS, CON EL GRADO DE PRIVACIDAD QUE DECIDIMOS Y LA SEGURIDAD DE LOS DATOS QUE DEBEMOS PROTEGER?

Las redes sociales y nuevas herramientas de comunicación nos aportan innumerables ventajas de conexión e interacción social y comercial. Sin embargo, navegar por internet de forma completamente anónima es prácticamente imposible.
La normativa tiende a ser menos ágil que el vertiginoso desarrollo tecnológico y, además, no aporta una solución completa a una cuestión eminentemente global.
La nueva propuesta normativa europea está apostando por las denominadas “privacidad por defecto” y “privacidad desde el diseño” procurando exigir al desarrollador garantías mínimas de verificación de comportamiento seguro, visibilidad y claridad de la información sobre riesgos y opciones de privacidad, incluso mediante iconos de fácil identificación de la información más esencial.
Las normas podrán ofrecernos ciertas garantías, pero lo verdaderamente importante es que como usuarios, titulares de nuestros datos y responsables de proteger tanto los nuestros como los que tratamos de terceros; seamos conscientes de las ventajas, riesgos y consecuencias que asumimos mediante la configuración responsable de la seguridad y privacidad en el uso de internet y herramientas digitales, debiendo adaptarlas a nuestro particular concepto de privacidad y a proteger los datos de terceros.
Éstas son algunas soluciones básicas de configuración que podemos tener presentes:
Controla la seguridad de tu navegación:
– Asegúrate de navegar en sitios https (“s” significa segura). Verás muchas veces un candado al lado de la dirección en el navegador.
– Mantén desactivada la opción “recordar contraseña” y habilita la contraseña cada vez que uses tu certificado digital.
– Antes de aceptar la descarga de contenido gratuito, revisa qué datos estás aceptando ceder y para qué fines. Verifica las opciones que decides activar.
– Si consideras innecesario aportar datos de tus tendencias de navegación (ubicación física, hábitos de consumo, aficiones, amistades, horarios, etc) desactiva o limita las Cookies del navegador.
– Activa el bloqueo de ventanas emergentes. En cualquier caso, cierra -sin entrar- páginas cuya apertura no hayas solicitado. Si no encuentras el aspa para cerrar, pulsa Alt y F4.
– No ignores los avisos de seguridad que te realice el navegador sin entender su contenido y, ante la duda, cancela.
– Mantén desactivada la WebCam y actívala sólo cuando la vayas a usar.
Protege tu ordenador y el tratamiento de información que contenga datos de terceros:
– Mantén el sistema operativo y el antivirus actualizados. Las últimas versiones son más seguras porque corrigen vulnerabilidades (fallos de programación) que permiten a los hackers infiltrarse en los dispositivos a través de malware (programas maliciosos).
– Usa y cambia a menudo la clave de acceso a tu ordenador. Nunca escribas las contraseñas, guárdalas en tu memoria. Utiliza claves alfanuméricas de entre 6 y 8 caracteres, y distintas para distintas cuentas.
– Protege la información en tu ausencia configurando el protector de pantalla con contraseña.
– Realiza copias de seguridad periódicamente. Mantén una copia de seguridad adicional en ubicación distinta que el resto de soportes. Protege las copias de seguridad con contraseña.
Protege tus dispositivos móviles y memorias extraíbles:
– Pon a tus dispositivos móviles claves de acceso. No corras el riesgo de perder tus datos y los de terceros si los extravías.
– Descarga sólo aplicaciones de sitios oficiales a los que puedas dirigirte.
– Revisa la configuración de las apps descargadas para decidir si compartir o no información que pueda ser sensible (geolocalización, acceso a contactos o agendas, información personal, estadísticas de uso, datos de navegación, etc.).
– Si descargas aplicaciones de contenido gratuito en el móvil, ocúpate solicitar a tu proveedor de telefonía la desactivación de la opción de mensajes especiales que puedas recibir con cargo a tu facturación.
Presta atención a cómo envías información por correo electrónico:
– Envía los documentos adjuntos con información confidencial protegidos con contraseña que previamente tengas concertada con el receptor de forma verbal.
– No ejecutes archivos procedentes de fuentes desconocidas o de temática sospechosa (avisos de empleo falsos, avisos de premios, etc) aunque proceda de un contacto, puede haber contraído un virus. Avísale.
– Elimina sin abrir el correo de apariencia spam o de envío masivo.
Protégete en las conexiones a Redes WiFi:
– Activa la clave de tu WiFi y cambia la contraseña que por defecto tiene el router.
– Evita el uso de redes WiFi abiertas para gestiones profesionales en las que trates datos de terceros o confidenciales.
Controla cómo compartes en Redes sociales:
09 junio In Artículos Derecho TIC, Derecho Digital, Estrategia Digital by CyZ Abogados Tags: Configuración, Privacidad, Seguridad
ALGUNAS SOLUCIONES DE SEGURIDAD Y PRIVACIDAD EN EL USO DE LAS TIC.

¿ES POSIBLE EQUILIBRAR LAS VENTAJAS QUE OBTENEMOS EN EL USO DE LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS, CON EL GRADO DE PRIVACIDAD QUE DECIDIMOS Y LA SEGURIDAD DE LOS DATOS QUE DEBEMOS PROTEGER?.

CyZ Abogados Zaragoza Derecho Digital Seguridad Privacidad
CyZ Abogados Zaragoza Derecho Digital Seguridad Privacidad.
Las redes sociales y nuevas herramientas de comunicación nos aportan innumerables ventajas de conexión e interacción social y comercial. Sin embargo, navegar por internet de forma completamente anónima es prácticamente imposible.
La normativa tiende a ser menos ágil que el vertiginoso desarrollo tecnológico y, además, no aporta una solución completa a una cuestión eminentemente global.
La nueva propuesta normativa europea está apostando por las denominadas “privacidad por defecto” y “privacidad desde el diseño” procurando exigir al desarrollador garantías mínimas de verificación de comportamiento seguro, visibilidad y claridad de la información sobre riesgos y opciones de privacidad, incluso mediante iconos de fácil identificación de la información más esencial.
Las normas podrán ofrecernos ciertas garantías, pero lo verdaderamente importante es que como usuarios, titulares de nuestros datos y responsables de proteger tanto los nuestros como los que tratamos de terceros; seamos conscientes de las ventajas, riesgos y consecuencias que asumimos mediante la configuración responsable de la seguridad y privacidad en el uso de internet y herramientas digitales, debiendo adaptarlas a nuestro particular concepto de privacidad y a proteger los datos de terceros.
Éstas son algunas soluciones básicas de configuración que podemos tener presentes:
Controla la seguridad de tu navegación:
– Asegúrate de navegar en sitios https (“s” significa segura). Verás muchas veces un candado al lado de la dirección en el navegador.
– Mantén desactivada la opción “recordar contraseña” y habilita la contraseña cada vez que uses tu certificado digital.
– Antes de aceptar la descarga de contenido gratuito, revisa qué datos estás aceptando ceder y para qué fines. Verifica las opciones que decides activar.
– Si consideras innecesario aportar datos de tus tendencias de navegación (ubicación física, hábitos de consumo, aficiones, amistades, horarios, etc) desactiva o limita las Cookies del navegador.
– Activa el bloqueo de ventanas emergentes. En cualquier caso, cierra -sin entrar- páginas cuya apertura no hayas solicitado. Si no encuentras el aspa para cerrar, pulsa Alt y F4.
– No ignores los avisos de seguridad que te realice el navegador sin entender su contenido y, ante la duda, cancela.
– Mantén desactivada la WebCam y actívala sólo cuando la vayas a usar.
Protege tu ordenador y el tratamiento de información que contenga datos de terceros:
– Mantén el sistema operativo y el antivirus actualizados. Las últimas versiones son más seguras porque corrigen vulnerabilidades (fallos de programación) que permiten a los hackers infiltrarse en los dispositivos a través de malware (programas maliciosos).
– Usa y cambia a menudo la clave de acceso a tu ordenador. Nunca escribas las contraseñas, guárdalas en tu memoria. Utiliza claves alfanuméricas de entre 6 y 8 caracteres, y distintas para distintas cuentas.
– Protege la información en tu ausencia configurando el protector de pantalla con contraseña.
– Realiza copias de seguridad periódicamente. Mantén una copia de seguridad adicional en ubicación distinta que el resto de soportes. Protege las copias de seguridad con contraseña.
Protege tus dispositivos móviles y memorias extraíbles:
– Pon a tus dispositivos móviles claves de acceso. No corras el riesgo de perder tus datos y los de terceros si los extravías.
– Descarga sólo aplicaciones de sitios oficiales a los que puedas dirigirte.
– Revisa la configuración de las apps descargadas para decidir si compartir o no información que pueda ser sensible (geolocalización, acceso a contactos o agendas, información personal, estadísticas de uso, datos de navegación, etc.).
– Si descargas aplicaciones de contenido gratuito en el móvil, ocúpate solicitar a tu proveedor de telefonía la desactivación de la opción de mensajes especiales que puedas recibir con cargo a tu facturación.
Presta atención a cómo envías información por correo electrónico:
– Envía los documentos adjuntos con información confidencial protegidos con contraseña que previamente tengas concertada con el receptor de forma verbal.
– No ejecutes archivos procedentes de fuentes desconocidas o de temática sospechosa (avisos de empleo falsos, avisos de premios, etc) aunque proceda de un contacto, puede haber contraído un virus. Avísale.
– Elimina sin abrir el correo de apariencia spam o de envío masivo.
Protégete en las conexiones a Redes WiFi:
– Activa la clave de tu WiFi y cambia la contraseña que por defecto tiene el router.
– Evita el uso de redes WiFi abiertas para gestiones profesionales en las que trates datos de terceros o confidenciales.
Controla cómo compartes en Redes sociales:
– Revisa las políticas de privacidad y opta por la configuración que más se adapte al riesgo que decides asumir. Puedes compartir en público o acotar los receptores de tu información total o parcialmente.
– No reveles datos de terceros que estés obligado a proteger, ni información personal que pueda ser utilizada malintencionadamente contra tu seguridad (fechas de vacaciones, fotos de interiores, fotos de niños, etc).
– Desconfía de mensajes cortos extraños que incluyan un enlace para acceder a otro contenido.
Protege los pagos de tus compras:
– Verifica regularmente los movimientos de tu cuenta bancaria.
– Antes de efectuar una compra por internet comprueba que la web está asociada a una empresa con sede física, y revisa las condiciones de entrega, de devolución, el sistema de garantías y reclamaciones. Esto puede evitar que pagues por algo que nunca recibas y no sepas después a quien reclamar.
– Opta por páginas que te ofrezcan la introducción de claves con teclado virtual en pantalla. Ofrecen más oposición al robo de claves con programas espías.
– No envíes datos bancarios o de tarjeta de crédito por teléfono o mail.
– Solicita a tu banco la configuración de pagos con claves adicionales de coordenadas al confirmar el pago, o la notificación posterior por sms o mail del cargo efectuado contra tu cuenta con tarjeta.
Protege tu información en la nube:
– Realiza periódicamente copia de seguridad en otra ubicación o soporte físico (backup de información y nubes redundantes), para poder recuperar la información en caso de caída del servicio.
– Completa la información de usuario con una segunda dirección de correo electrónico, para asegurar la recuperación de datos o contraseñas.
– Protege con contraseña y sistemas de autenticación el acceso de la documentación e información confidencial que alojes en la nube.
– Exige a tu proveedor de servicios en la nube las mismas garantías legales de confidencialidad, seguridad, integridad y disponibilidad de servicio que exigirías a tu proveedor de tecnología habitual, asegurándote de que cumple la normativa nacional y europea de protección de datos.
Comparte con tus conocidos cómo pueden decidir su presencia online y educa a tus hijos en el manejo responsable de internet, aunque actives la opción de instalar software de control parental.
Los avances tecnológicos nos aportan innumerables beneficios que podemos potenciar si configuramos de forma consciente nuestro uso de medios digitales para convertirlo en una mejor experiencia.

Algunas soluciones de seguridad y privacidad en el uso de las TIC.

Dejar un comentario