Los peores incidentes de 2016, han confirmado que la seguridad informática está amenazada por la existencia de todo tipo de malware, sean virus, gusanos o troyanos; ataques de ransomware o phishing; casos que han provocado el debate entre la seguridad pública y la privacidad del usuario; ciberataques contra servicios comerciales y campañas de ciberespionaje para rastrear y recoger datos valiosos en ataques dirigidos a empresas o usuarios particulares.

Por otro lado, la era de la movilidad, la domótica, el coche inteligente o la Internet de las Cosas, ha aumentado enormemente los dispositivos conectados, la manera de alojar información y el modo de acceder a ella, aumentando el riesgo. El auge de fenómenos como el BYOD, a pesar de sus múltiples ventajas, es todo un desafío para los departamentos TI ante la multiplicación del número de dispositivos que se conectan a las redes empresariales y tienen acceso a los datos corporativos.

Fabricantes como HP incluyen las últimas tecnologías de seguridad en sus equipos; grandes proveedores de componentes como Intel hacen lo propio en las últimas generaciones de sus procesadores y el sistema operativo de referencia, Windows 10, ofrece amplias mejoras en este terreno.

Sin embargo, todas estas características pueden ser insuficientes si el propio usuario o profesional no toma conciencia de la importancia de la seguridad informática y la refuerza aplicando una serie de medidas sencillas que al menos mitiguen el riesgo.

Actualiza el sistema operativo y aplicaciones
Windows Update proporciona las últimas actualizaciones del sistema operativo, con parches de seguridad para amenazas conocidas de obligada instalación, cuyas vulnerabilidades son aprovechadas para la introducción de malware. Usar las actualizaciones automáticas es una buena manera de asegurarse que tenemos instalados todos los parches de seguridad.
Tan importante como lo anterior, es la actualización de aplicaciones instaladas a las últimas versiones ya que suelen incluir parches de seguridad. Cuando las versiones son más antiguas, tienen mayor riesgo de ser atacadas por ciberdelincuentes que encuentran vulnerabilidades en el programa, con especial incidencia en algunas como Adobe Flash, Java o Reader.

Utiliza soluciones de seguridad
Microsoft ofrece gratuitamente Windows Defender como solución de seguridad nativa en sistemas Windows y su uso es más que recomendable como protección básica, porque ha mejorado mucho en las últimas versiones destinadas a Windows 10, destacando por su integración con el sistema, su facilidad de uso y la poca sobrecarga que provoca en el hardware.

Windows Defender es suficiente para una parte de usuarios si se combina con otras características de seguridad del sistema, cada usuario deberá valorar si es suficiente. La industria ofrece un buen número de soluciones de seguridad, algunos de ellos gratuitos, que podemos utilizar. Un profesional de negocios debería valorar el uso de una suite de seguridad comercial integral y no sólo un antivirus.

Activa la restauración del sistema
La restauración del sistema operativo Windows es una herramienta que puede “salvarnos la vida” ante un error del software, instalación de drivers o de alguna aplicación que no funciona correctamente y también ante la entrada de un virus en nuestro equipo. La herramienta de recuperación del sistema permite revertir los cambios realizados en los archivos del sistema operativo, configuración, ajustes, controladores, claves del registro o programas instalados.

Realiza copias de seguridad
La seguridad al 100% en un mundo conectado simplemente no existe. Y no sólo por un virus ya que un error en el hardware puede provocar la pérdida de preciada información personal y/o profesional. La realización de copias de seguridad es por tanto altamente recomendable con destino a un dispositivo de almacenamiento externo al de nuestro equipo móvil y/o en un servicio de almacenamiento en nube como OneDrive. Incluye la realización de backups como parte del mantenimiento regular de tu equipo informático.

Gestiona bien las contraseñas
El debate sobre la inseguridad de las contraseñas por la filtración de millones de ellas ante el hackeo de grandes servicios y portales web, sigue activo, pero hasta que nuevas tecnologías que deben venir de la identificación biométrica o de sistemas combinados no estén plenamente extendidas, su uso sigue siendo mayoritario. Para su creación, las claves deben ser largas y complicadas, no se deben utilizar palabras del diccionario, nombres comunes, ni utilizar las mismas contraseñas para todos los sitios. Se recomienda combinar caracteres no alfanuméricos, mayúsculas y minúsculas y cambiarse con regularidad, además de valorar la utilización de un password manager que además de proteger nuestra identidad evita tener que crear y recordar múltiples contraseñas.

También es recomendable la utilización de nuevas características como el Windows Hello de Windows 10 y métodos de autenticación más seguros como el que nos aporta sistemas biométricos como los sensores de huellas digitales.

Cuidado con los Wi-Fi gratuitos
Los puntos de acceso a Internet gratuitos bajo conexión inalámbrica Wi-Fi, se han extendido en aeropuertos, estaciones de tren o metro, hoteles y en todo tipo de negocios. Se ha demostrado que son sumamente vulnerables por lo que un usuario de negocios móvil no debería confiar en ellos su actividad profesional, optando por redes de banda ancha dedicadas de mayor seguridad.

Los Wi-Fi gratuitos pueden usarse, pero siempre extremando la seguridad, desde equipos protegidos con soluciones de seguridad y cortafuegos para navegación web intrascendente, pero nunca deberías utilizarlas para acceso a páginas web o servicios de Internet que requieran la entrada de datos personales y mucho menos corporativos o financieros.

Valora el uso del cifrado
El cifrado de unidad BitLocker es una característica de protección de datos del sistema operativo, disponible entre otras, en las ediciones Profesional y Enterprise de Windows 10. BitLocker permite cifrar o “codificar” los datos de tu equipo para mantenerlos protegidos haciendo frente a amenazas como el robo de datos o la exposición en caso de pérdida, el robo o la retirada inapropiada de equipos. BitLocker puede ser activado en la unidad de disco de sistema operativo, en una unidad de disco de datos fija o en una unidad de disco de datos extraíble.

Toma medidas para prevenir el robo de tu equipo
Circular por zonas públicas grandes o pequeñas conlleva un riesgo de robo o extravío de tu equipo móvil. Además del coste directo del hardware, dejar en manos de ladrones o de terceros nuestros datos o contraseñas puede suponer una pérdida incuantificable tanto en datos personales como en los profesionales ante lo que supone de pérdida corporativa y que hace temblar a los administradores de TI. Observa estas medidas para prevenir la pérdida o robo, recuperarlo o minimizar su impacto.

Realiza una comprobación de seguridad
Revisa las opciones de seguridad contenidas en el Centro de Actividades de sistemas Windows. Además del funcionamiento activo del antivirus, el firewall, el control de cuentas de usuario, Windows Update o Windows SmartScreen que ayuda a proteger tu equipo y avisa antes de ejecutar aplicaciones y archivos no reconocidos que se descargaron de Internet.

Sentido común
Como siempre que hablamos de seguridad la prudencia es una barrera preferente contra el malware, cuidando especialmente el apartado de descargas e instalación de aplicaciones de sitios no seguros, en la navegación por Internet, en la apertura de correos electrónicos o archivos adjuntos no solicitados o en el uso de aplicaciones como Java, Flash o Reader sin actualizar, que son una vía ampliamente utilizada por los ciberdelincuentes.

https://h30657.www3.hp.com/t5/BusinessNow-es/C%C3%B3mo-mejorar-tu-seguridad-inform%C3%A1tica-en-2017/ba-p/8131

Dejar un comentario

15 + Ocho =