Anthony Goldbloom: Los trabajos que se perderán por las máquinas… y los que no.
El aprendizaje automático no es solo para tareas simples, como la evaluación de riesgo de crédito o la clasificación de correo postal. Hoy puede realizar aplicaciones mucho más complejas, como la evaluación de ensayos y el diagnóstico de enfermedades. Con estos avances se plantea una pregunta incómoda: ¿Un robot hará nuestro trabajo en el futuro?

Dejar un comentario