Morgan Bailey había ocultado su verdadera identidad durante 16 años. En esta charla TED habla con valentía y menciona cuatro palabras que para algunos pueden parecer insignificantes, pero que para ella han sido paralizantes. ¿Por qué hablar de ello abiertamente? Porque se dio cuenta de que su silencio tiene consecuencias personales, profesionales y sociales. Ante un público integrado por sus compañeros de trabajo, reflexiona sobre lo que significa temer ser juzgado por los demás, y cómo eso nos condiciona a juzgarnos.

Dejar un comentario